Resolucion referente a la diversidad cultural

La resolución adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2013, reconoce el papel de la cultura como un conductor y facilitador del desarrollo sostenible, es una invitación para movilizar aún más el potencial de la diversidad cultural. Esta diversidad es un recurso valioso para la consecución de los objetivos de desarrollo, incluyendo la lucha contra la pobreza y la promoción de la igualdad de género, la educación de calidad y los derechos humanos. Para ello debemos integrar plenamente las estrategias globales de desarrollo sostenible.

dicultural

diver4

div5[1]